Error
  • Error de carga de datos de alimentación

Fallecimiento en descanso para comer. Accidente de trabajo- TS 27.01.2014

REFERENCIA

TS 27.01.2014- Recurso nº 3179/2012

ANTECEDENTES DE HECHO

Trabajador fallecido aprisionado por máquina de pienso durante el descanso de la comida. El trabajador no se marchaba a su casa a comer debido a que había 30 km de distancia desde el trabajo y quería evitar ese gasto, por lo tanto permanecía en las dependencias de la empresa.

El día del fallecimiento utilizaba la máquina de pienso cuando no debería estar haciendo ningún trabajo.

La Mutua no considera accidente de trabajo el fatal hecho y además rechaza la reclamación previa.

Por su parte la Inspección de Trabajo levantó acta de sanción y propuso al INSS el recargo de las prestaciones al considerar que el fallecimiento era consecuencia de un accidente de trabajo.

El Juzgado de lo Social y el Tribunal Superior de Justicia correspondiente absuelven a la Mutua demandada. La empresa presenta recurso de casación para unificación de doctrina ante el Tribunal Supremo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Hay jurisprudencia abundante sobre el asunto y aunque en todas las ocasiones se ha resaltado la necesidad de que entre el trabajo y la lesión que sufra el trabajador haya un nexo de causalidad, afirmando que no siempre el trabajo es la causa única y directa del accidente; pueden concurrir otras causas distintas, pero el nexo causal entre el trabajo y el accidente no debe estar ausente en ningún caso.

Además del sentido propio de las palabras utilizadas por el art. 115.3 LGSS , y de la consideración de que no se rompió el nexo causal entre el trabajo y la lesión, es necesario en este caso tener en cuenta el criterio de la realidad social del tiempo en que las normas han de ser aplicadas, así como a los usos y costumbres sociales que el art. 3.1 d) ET considera fuente de la relación laboral. Así el accidente ... sobrevino durante la jornada de trabajo, porque en supuestos como el presente es práctica generalizada que los trabajadores dedicados a la construcción realicen sus comidas de medio día en el propio centro de trabajo, por las dificultades y el coste de cubrir esta necesidad de otro modo.

En resumen: ha de entenderse que el accidente sobrevino en condiciones tales que permiten aplicar la presunción recogida en el art. 115.3 LGSS, para calificarlo de contingencia profesional: el mismo se produce después del descanso y antes que sus compañeros llegaran al centro de trabajo para incorporarse a la jornada de tarde; estaba iniciando su actividad laboral, como lo acredita la vestimenta que portaba en dicho momento; la falta de sorpresa, reflejada en hechos probados, por parte de la compañera de trabajo que tras el descanso-comida regresó al centro, evidencia que no resultaba extraño al modo de trabajo habitual que el accidentado pudiera estar trabajando en dichos momentos antes que llegaran sus compañeros; no existe base fáctica para entender que ha concurrido una imprudencia temeraria del trabajador accidentado que impide la consideración del accidente como de trabajo, pues de haber existido imprudencia por parte del accidentado por utilizar unos instrumentos que de ordinario no manejaba, no tiene la trascendencia suficiente para alcanzar tal calificación de temeraria.

FALLO

Estimación del recurso de casación, casando y anulando la sentencia de suplicación impugnada, resolviendo el recurso de suplicación, estimándolo y revocando la sentencia de instancia, estimando la demanda y declarando que el accidente sea calificado con accidente de trabajo.

 

Pueden descargar las sentencias indicando el número de recurso en la página del fondo jurisprudencial del TS para su información o consulta personal.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para encontrar mas informacion sobre las cookies que utilizamos y como eliminarlas visita nuestra politica de privacidad.

Danos tu consentimiento